Como limpiar oro blanco

cómo limpiar el oro blanco con bicarbonato de sodio

Es difícil no enamorarse de una joya nueva cuando es tan brillante. Sin embargo, el brillo no tarda mucho en desaparecer cuando se lleva una pieza con regularidad, o incluso si sólo está guardada en el joyero. Llevar tus joyas a una limpieza profesional hace el trabajo, pero es un dolor de cabeza.
La buena noticia es que la limpieza profesional no es necesaria. Es totalmente posible brillar su propia joyería con suministros de limpieza comunes que la mayoría de nosotros ya tiene en casa. A veces, el agua y el jabón (y quizás el amoníaco y el papel de aluminio) son suficientes para que un anillo o una pulsera sucios vuelvan a parecer totalmente nuevos.
Pero recuerda: Los métodos que utilizan productos químicos u otros limpiadores fuertes y abrasivos no son recomendables para las piedras blandas como los ópalos y las perlas. Utiliza sólo agua y jabón. Puedes darle un toque de elegancia al resto de tus joyas con uno de estos trucos.
Ese diamante no va a mantener su brillo por sí solo. Sumerge las joyas de diamantes en una solución de 1 taza de agua tibia y 1/4 de taza de amoníaco durante unos 15 minutos, y luego utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves para eliminar cualquier resto de suciedad, especialmente en las grietas del engaste y debajo del diamante.

la cocaína limpia el oro blanco

Las joyas de oro blanco requieren un cuidado especial. Para dar a sus joyas ese brillo de espejo y eliminar cualquier matiz amarillo, el oro blanco suele estar chapado en rodio, un metal precioso de la familia del platino. Por lo tanto, cuando limpies cualquier joya de oro blanco, tienes que ser sensible al oro blando y a esta capa ultrafina de rodio.
Todas las noches, limpie sus joyas con un paño suave y sin pelusas para eliminar la suciedad, la película o los residuos que puedan acumularse a lo largo del día. No utilice nunca un paño abrasivo, como una toalla de papel, para limpiar o secar sus joyas de oro blanco. El oro no sólo es un metal muy blando (y, por lo tanto, se raya con bastante facilidad), sino que puede desgastar el baño de rodio con un paño de limpieza demasiado duro.
El cloro es especialmente perjudicial para el oro blanco, así que no lleves nunca tus joyas a la piscina. Para mayor precaución, quítese las joyas antes de ducharse; el agua del grifo suele contener trazas de cloro.
Si su joya ya está rayada o mellada, no siga usándola. Cualquier arañazo significa que su joya es vulnerable a más daños, así que córtelo de raíz y llévelo a los profesionales. Un joyero puede pulirla para suavizar las abrasiones o volver a recubrir el rodio si es necesario. Y en ese sentido…

cómo limpiar el oro blanco con vinagre

Las joyas son un accesorio realmente especial. Tanto si se trata de una pieza sentimental como si es algo que le gusta, querrá mantener sus joyas en su mejor estado y como nuevas. Aquí le ayudamos a conseguirlo.
Un diamante limpio tiene un hermoso fuego y un brillo intenso. Los productos cotidianos, como la crema para la piel, el jabón, los aceites y los cosméticos, pueden opacar el brillo natural de su diamante. Mantenga su diamante limpio y brillante.
Todos los consejos de limpieza sugeridos para la limpieza del oro pueden aplicarse al oro blanco. Sin embargo, sus anillos de oro blanco necesitarán un cuidado de pulido adicional, ya que el chapado de rodio que da al metal su brillo blanco se desgastará de forma natural con el uso diario.
Los artículos chapados en oro y plata pueden cuidarse de la misma manera. Utilice un paño sin pelusas para eliminar la suciedad de la superficie del artículo y para pulir el metal. No utilice soluciones líquidas para limpiar las joyas chapadas, ya que hacerlo puede eliminar el chapado.
Aunque ambos materiales tienen propiedades y características diferentes, los cuidados para ambos son similares. Evite el contacto con superficies de cristal y metal que puedan rayar el material a propósito. Guarde el artículo por separado en su propio reloj o joyero.

cómo limpiar el oro blanco con diamantes

¿Le gusta el oro blanco? ¿Siempre le ha atraído su aspecto y su apariencia? ¿Le dejó claro a su pareja que quería que su anillo de compromiso fuera de oro blanco? ¿Ha recibido otras joyas de oro blanco de su parte?
Si es así, es probable que tenga numerosos artículos de oro blanco que ha llegado a amar y apreciar. Para cuidar su oro blanco, deberá limpiarlo a menudo y hacer todo lo posible para protegerlo.
Antes de aprender a cuidar su oro blanco, debe confiar en su valor. El oro blanco es oro auténtico. Al igual que el oro de color amarillo, se mezcla con otros metales para hacerlo más fuerte y duradero.
El oro blanco está chapado con una aleación llamada rodio, que lo protege de los arañazos y las rozaduras. La capa de rodio es lo que da a esta forma de oro su brillo blanco. Aunque el oro blanco es menos caro que el platino, no es menos valioso. Y, por supuesto, es absolutamente impresionante.
Es posible que tenga otras joyas que le hayan regalado o que haya comprado por su cuenta. Si todas ellas son de oro blanco, debe hacer todo lo posible por mantenerlas tan brillantes como el día en que las recibió.

admin

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad