Como limpiar lamparas de bronce

Cómo limpiar una lámpara de latón antigua

El latón deslustrado es triste. No importa si se trata de una preciada reliquia familiar o de un divertido hallazgo en un mercadillo: si está oscuro y descolorido, tienes que meterlo en un cajón o ponerte a trabajar en el Proyecto de Limpieza de Latón. Pero sepa esto antes de optar por el método del cajón: El latón está de moda. Antes de sacar el material de limpieza, comprueba si tienes latón de verdad con un imán de los de toda la vida. Si el imán se pega, tienes latón falso en tus manos, amigo. Pero si no hay magnetización, tienes el auténtico y puedes ponerte a trabajar. Empieza por limpiarlo con agua tibia y jabón antes de probar con las cosas más difíciles que se indican a continuación. Otro consejo: comprueba siempre si hay barniz en el latón antes de ponerte manos a la obra. Dos maneras de saber si tiene barniz es si hay manchas negras en el latón o si ha tenido una pieza durante años y años y nunca la ha limpiado. Si tiene barniz, siga con agua y jabón. Si no lo tienes, debes saber que, dependiendo del tipo de objeto que estés limpiando y de lo deteriorado que esté, puede que tengas que probar varias de estas soluciones antes de encontrar la mejor. Una vez que tu bronce esté limpio, puedes admirarte en su reflejo y brindar con un merecido cóctel.

Limpieza del bronce con ketchup

La pátina marrón oscura o verdosa que se forma en el bronce es muy deseable y debe conservarse; por lo tanto, no utilice pulidores de metales ni disolventes en ningún bronce ni agua en los bronces de interior. Basta con quitar el polvo.
Una pátina apagada puede reavivarse con una ligera capa de cera microcristalina. Asegúrese siempre de hacer una prueba en una zona poco visible para asegurarse de que la pátina es estable, ya que una pátina inducida artificialmente o pintada puede no serlo.
Los bronces arqueológicos o los objetos que han estado expuestos al aire salino pueden desarrollar la «enfermedad del bronce», es decir, pequeñas manchas verdes de polvo en la superficie. Se puede encerar una pequeña zona inmediatamente, pero cualquier cosa más grave debe llevarse a un especialista en conservación o a un restaurador profesional para que le aplique un tratamiento especializado.
Antes de limpiar el hierro o el acero, asegúrese de que el metal esté totalmente seco; si el objeto es lo suficientemente resistente, elimine el óxido y la pintura sueltos con lana de acero o un cepillo de alambre, seguido de un removedor de óxido comercial o lana de acero empapada en parafina.
Elimine las pequeñas manchas de óxido con un paño abrasivo suave y unas gotas de un aceite penetrante ligero o rásquelas suavemente con un bisturí. El alcohol metílico o la gasolina blanca también son agentes de limpieza útiles.

Cómo limpiar las lámparas de latón en casa

Con la llegada de invitados a casa, todos queremos que nuestras lámparas de latón y cromo estén relucientes. Al igual que cualquier otro metal, el latón y el oro tienden a empañarse y opacarse con el tiempo. Sin embargo, puedes limpiar y pulir fácilmente las lámparas de latón en casa. Para que vuelvan a estar como nuevas es importante utilizar los productos adecuados, que puedes encontrar en tu casa. Además, si limpia sus lámparas de oro o latón con regularidad, evitará la acumulación de polvo, suciedad y deslustre, manteniéndolas lustrosas y brillantes durante todo el año.
Antes de empezar, averigüe si el artículo es de oro y latón puros o si también contiene una mezcla de otros metales. Una forma fácil de averiguarlo es utilizar un imán. Si el imán se adhiere a la superficie, significa que contiene otros metales, ya que los imanes no se sienten atraídos por el latón y el oro puros. Si los objetos están chapados, puedes limpiarlos con agua caliente y jabón. Sin embargo, pulirlos o frotarlos con demasiada fuerza con el limpiador de latón eliminará su revestimiento y puede hacer que parezcan opacos. Por tanto, proceda con precaución.

Limpieza de latón con coque

Las figuras, estatuas y joyas de bronce necesitan ser limpiadas de vez en cuando, especialmente si una estatua ha estado al aire libre o una pieza de joyería se usa regularmente. Afortunadamente, algunos de los mejores limpiadores de bronce son ingredientes domésticos. Limpiar el bronce puede llevar desde unos minutos hasta toda la noche. Utilizando agua hirviendo, vinagre, zumo de limón, sal, harina o una combinación de estos elementos, puede conseguir que su bronce vuelva a lucir limpio y prístino.
Resumen del artículoPara limpiar el bronce, vierta partes iguales de vinagre blanco y harina en un cuenco y revuelva hasta que estén completamente combinados. Añade sal a la mezcla hasta que se forme una pasta. Utiliza una esponja para aplicar la pasta a tu objeto de bronce, o sumerge los objetos pequeños en el bol. Deja la pasta durante 1 ó 2 horas y luego aclara la pieza de bronce con agua tibia. Utiliza un paño suave para secar el artículo y luego frota un poco de aceite de oliva sobre el bronce para protegerlo. Sigue leyendo para saber cómo utilizar agua hirviendo y jabón para limpiar tu bronce.

admin

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad