Como limpiar el ano

ducha anal

Hace unas extrañas y distópicas fases del coronavirus, cuando las existencias de papel higiénico eran traicioneramente escasas y pocos podíamos estar seguros de dónde vendría nuestro próximo rollo, el discurso del bidé era tan ineludible como los fermentos de masa madre.
Durante este tiempo, puede que se te haya ocurrido pensar: «Espera, ¿debería haberme lavado el culo todo el tiempo?». La respuesta es sí, e incluso si lo has hecho, hay una posibilidad no despreciable de que lo hayas estado haciendo mal de todos modos. Pero no te preocupes, no es realmente tu culpa.
Afortunadamente, el Dr. Goldstein está aquí para enseñarte todo lo que tus entrenadores de orinales pasaron por alto, y hay algo más que bidés y duchas vaginales. Hablamos con el principal médico de culos sobre todo lo relacionado con la higiene anal, porque no importa quién seas o qué te metas en el culo, debe estar limpio.
Para inspirarse, basta con mirar a su perro. «Piensa en cuando ves a los perros hacer caca», dice Goldstein. «Su dieta es tan rica en fibra que ni siquiera necesitan limpiarse después de defecar».

cómo hacer una ducha anal correctamente

Ser adulto es difícil y la vida se te viene encima súper rápido. Por ejemplo, en un minuto le estás pidiendo a tu mamá más mesada y al siguiente le estás pidiendo a tu mamá que te pague la renta… (Aunque sólo este mes.) Por más incertidumbres que haya en el futuro, hay algunas cosas estándar que siguen siendo incuestionablemente ciertas. 1. El agua potable es necesaria para sobrevivir. 2. El ramen superior se puede comer crudo. 3. Limpiarse siempre el culo con papel higiénico después de hacer caca.
Bueno, odio reventar tu burbuja pero al menos una (si no dos) de esas cosas es incorrecta. Te has limpiado el culo TODO mal. Antes de que tu cerebro explote, no te preocupes, estamos aquí para mostrarte cómo limpiar tu trasero de la manera correcta y mantener un agujero sano y feliz.
Como especie, hemos ideado muchas formas creativas de cuidar nuestros culos… algunas de las cuales son absolutamente aterradoras. De alguna manera, nos hemos decantado por el papel higiénico como principal método de higiene del culo. Y lo creas o no, algunos de nosotros incluso tenemos problemas para mantener sanas nuestras estrellas de mar de chocolate haciendo eso.

cómo: sexo anal sin duchas vaginales

En caso de que no hayas leído el fenómeno literario cuando eras niño, aquí tienes un rápido recordatorio: Todo el mundo hace caca. Ahora bien, cuando se trata del maravilloso mundo del sexo anal, esto no siempre es así. (Palabra clave: siempre.) Siento ser portador de malas noticias, pero cuando te introduces algo, erre que erre, ahí abajo, corres el riesgo de embestir el recto y provocar una pequeña fuga, lo que es más probable que ocurra si las heces aún están dentro.Ahí es donde entra en juego la ducha anal.Lo primero es lo que es una ducha anal… En pocas palabras, es algo así como un lavado a presión para tu recto.
Este contenido es creado y mantenido por un tercero, e importado a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este contenido y otros similares en piano.io

cómo limpiar el ano antes de tener relaciones sexuales.

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Para las personas que tienen movimientos intestinales sólidos, esto significará limpiarse con papel higiénico. Otros pueden necesitar formas alternativas de limpiar el ano y el recto, como un bidé, una bola de jeringuilla o toallitas húmedas. Esto puede deberse a dolor rectal, lesiones (como fisuras anales), cirugía o hemorroides.
Lavarse las manos es también una parte vital de la higiene en el baño, cuya práctica puede prevenir la transmisión de organismos infecciosos, como la hepatitis A. Y, a pesar de lo que algunos puedan decirle, hay una forma correcta y otra incorrecta de lavarse las manos.
Después de defecar cómodamente, recuerde siempre limpiarse de adelante hacia atrás, evitando cualquier contacto de la piel con las heces. Basta con que te coloques detrás de la espalda y entre las piernas, con abundante papel higiénico arrugado o doblado, y te limpies hacia atrás desde el perineo (el espacio entre los genitales y el ano) hacia el ano y pasando por él.

admin

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad